Probar IDEA

Puntos de vista de Cangemi: Introducción a la cadena de bloques y su potencial en la evolución del análisis de datos

“Todavía no hemos llegado a ese punto, pero en menos de diez años, creo que la tecnología tras bitcoin transformará la profesión contable por completo. ¿De qué tecnología estoy hablando? Se trata de la cadena de bloques (blockchain).” escribe Ryan Lazanis, fundador de XEN Accounting, una firma contable de Quebec, Canadá, en un artículo titulado Cómo la tecnología tras Bitcoin podría transformar el concepto de contabilidad que hemos tenido hasta ahora (disponible solo en inglés).

 

El artículo de Lazanis se publicó hace cuatro años y desde que lo leí, me enganché al concepto de cadena de bloques. Desde entonces he leído muchos artículos y publicaciones sobre el libro mayor de la cadena de bloques. Desde entonces, después de unirnos al Audit Advisory Board (consejo consultor de auditoría) de la firma de software de desarrollo ágil, Libra Tech, y tras conversaciones con los profesores del CAR Lab Advisory Board (consejo consultor del laboratorio de auditoría continua e informes) de la Rutgers University, que incluye CaseWare IDEA, hemos aprendido mucho más sobre las ventajas en lo que se refiere a controles y sus vulnerabilidades.

 

Entonces, ¿cómo va a transformar esta tecnología la contabilidad?

 

En el artículo de 2015, se describió así: “La cadena de bloques es un libro mayor público, descentralizado y distribuido, capaz de almacenar y confirmar las transacciones que se registran en él. Esto significa que el libro mayor no pertenece a nadie ni lo controla ninguna de las partes. El control de la red, o protocolo, se distribuye entre los usuarios de la red. A medida que las transacciones llegan a la cadena de bloques, los usuarios de la red (o mineros) las confirman como verdaderas y correctas».

 

Algo parecido a un sistema de auditoría automática, que para muchos profesionales de la contabilidad en entornos corporativos se trataba un nuevo orden mundial en lo que respeta a su profesión. Como contador público, me llamó la atención el tema de los libros mayores y pensé que esta tecnología de libro mayor reemplazaría todos los libros contables.

 

Pero ahora sabemos que hay muchas cosas por descubrir. Además, si bien el proceso de confirmación de transacción que realizan los «mineros» es aceptable para bitcoin, esta condición de «aceptable» es una de las cuestiones clave que todavía se están estudiando.

 

La cadena de bloques es un sistema de contabilidad distribuida que ya existe en equipos informáticos con funciones de control integradas y estas funciones representan la evolución lógica de las nuevas capacidades informáticas. Estas importantes funciones, junto con otros atributos, como la eliminación de intermediarios en las transacciones, impulsarán el uso ampliado de este nuevo sistema.

 

Específicamente, este sistema contiene información que podría ayudar a los auditores a analizar las transacciones. La auditoría exige que las transacciones estén respaldadas con pruebas sustanciales, relevantes y precisas. Estas pruebas, o evidencia de auditoría, podrían obtenerse al aceptar una transacción de cadena de bloques en el momento en el que se realiza la transacción. Por ejemplo, en una transacción de bitcoin para un producto, la transferencia de bitcoin se registra en la cadena de bloques Sin embargo, es posible que el auditor no pueda determinar si el producto que se entregó al cliente usando solo la información en la cadena de bloques de bitcoin. Por lo tanto, registrar una transacción en una cadena de bloques puede que no proporcione evidencia de auditoría apropiada en lo que se refiere a la naturaleza de la transacción.

 

Al igual que con muchos artículos sobre cadenas de bloques, este artículo se centra en la cadena de bloques de bitcoin. Esto es lógico, ya que la tecnología de cadena de bloques se lanzó por primera vez como parte de la ahora tristemente célebre moneda digital o criptomoneda bitcoin. ¡Estos son dos temas separados pero relacionados! La contabilidad distribuida ya existía cuando apareció la cadena de bloques de bitcoin. Dado que bitcoin es una nueva moneda, y para su éxito era esencial contar con la confianza del usuario y eliminar los intermediarios, el fundador comenzó con una tecnología de contabilidad distribuida donde la confianza la establece la gran cantidad de usuarios que poseen una copia del libro mayor. Este sistema hace que las transacciones sean inmutables, es decir, no se pueden modificar. Esto se consigue al tener una función de resumen (hash) única para cada transacción capturada en un registro integrado, y mediante otras muchas funciones de control.

 

Estos controles, al principio, hicieron suponer a muchos que la auditoría ya no sería necesaria. Pero esto puede que no sea cierto. Aunque la cadena de bloques registre información relevante sobre la transacción, puede que la transacción no esté autorizada, o se haya clasificado de modo incorrecto en los estados financieros o se haya vinculado a un acuerdo paralelo que esté «fuera de la cadena». Aunque las transacciones se registren en la cadena de bloques, los auditores siguen teniendo que realizar los análisis habituales que se realizan durante las auditorías contables.

 

Las cadenas de bloques puede que no eviten a los auditores tener que analizar las transacciones pero puede transformar la manera en la que se hacen las auditorías contables. Los auditores pueden desarrollar procedimientos que obtengan evidencia de la cadena de bloques, y con ello podrán realizar más análisis, automatizar pruebas y aprovechar capacidades del aprendizaje automático. Una de estas capacidades podría ser la identificación automática de transacciones inusuales en tiempo real. Con la digitalización que proporciona la cadena de bloques, los auditores pueden implementar más automatización en lo que se refiere a notificaciones, y la documentación de respaldo, como contratos, acuerdos, estados de cuenta, pedidos y facturas, se pueden cifrar y almacenar de forma segura. Al dar a los auditores acceso a evidencia de auditoría inalterable, el ritmo y la frecuencia de los informes y la auditoría misma podrían mejorarse.

 

Si bien la auditoría tradicional seguirá siendo importante, el enfoque del auditor puede cambiar. Del mismo modo que la profesión de auditoría está cambiando, las innovaciones en automatización, inteligencia artificial y análisis de datos, y la tecnología de cadena de bloques también pueden tener un impacto significativo en la forma en que los auditores realizan su trabajo.

 

Todavía hay muchas incógnitas sobre cómo las cadenas de bloques impactarán a la auditoría y a la profesión contable. Sin embargo está claro que el análisis de datos y la supervisión continua tendrán un papel protagonista. Yo creo que los controles que proporciona la tecnología de cadenas de bloques van a necesitar el análisis de datos de programas y empresas expertas en el tema, como es CaseWare IDEA. En este sentido, el análisis y los controles continuos son aspectos que se valoran cada vez más y que posicionan mejor a sus usuarios. No se pierda mis próximos blogs sobre auditoría y cadena de bloques.

 

Michael P. Cangemi

 

Michael P. Cangemi es investigador principal de la Universidad Rutgers y miembro del consejo consultor del Laboratorio de auditoría continua e informes de Rutgers. Ex director financiero y consejero delegado, escritor prolífico, conferenciante activo y asesor principal de varias empresas, Cangemi centra sus investigaciones ahora en la auditoría continua, la supervisión continua de controles y la inteligencia analítica en los sectores de gobierno corporativo, gestión de riesgos, cumplimiento, finanzas y mejoras de procesos comerciales. Además colabora con el comité de finanzas y tecnología (CFIT) de la FEI (Financial Executives International) y su subcomité de gobierno corporativo, gestión de riesgos y cumplimiento, y con el consejo asesor editorial de EDPACS y con Libra Audit Advisory Board (consejo consultor de auditoría de Libra, www.libra.tech) centrado en blockchain (cadena de bloques) y su aplicación a la auditoría. Su libro Managing the Audit Function 3rd Edition publicado por Wiley está disponible en inglés, chino y serbio.