Probar IDEA

Los profesionales del fraude pronostican para el próximo año un fuerte aumento de este. A continuación, indicamos cómo combatirlo.

Un informe reciente de la Asociación de examinadores de fraude certificados (ACFE) pone de manifiesto que las organizaciones están siendo testigos de más fraude a causa de la COVID-19.

 

Un 77 % de los encuestados afirmó haber visto un incremento del fraude justo a partir de agosto de 2020, frente al 68 % que hubo en mayo de 2020. Un tercio de estos encuestados dijo que el crecimiento del fraude que habían observado fue significativo. Y, lo que es aún más inquietante, un 92 % de los encuestados espera ver un aumento creciente del fraude en los próximos doce meses.

 

No obstante, la buena noticia es que hay una forma de estar preparado: tener una solución adecuada de análisis de datos para detectar el fraude.

 

Fraudes específicos que suponen un mayor riesgo

 

Durante la pandemia se ha producido un aumento de fraudes de todo tipo, pero el mismo informe nos indica que hay algunos de ellos que suponen un mayor riesgo para las organizaciones en particular.

 

El ciberfraude, que es una amplia categoría que abarca desde ataques de suplantación de correo electrónico empresarial hasta pirateo, ransomware o malware, representa el riesgo de seguridad más significativo para las organizaciones. 

 

Más del 80 % de las empresas declaran haber visto ya un aumento en el ciberfraude desde que comenzara la pandemia, y el 90 % anticipa más ataques de este tipo durante el año que viene (frente al 81 % en mayo de 2020).

 

Otros tipos de fraude en aumento incluyen:

 

  • Desempleo y fraude en ayudas relacionadas con la pandemia.
  • Fraudes de pagos a través de tarjetas de crédito y cuentas móviles fraudulentas.
  • Actividad de fraude por parte de proveedores y vendedores, tales como precios abusivos y sobrefacturación.

 

Retos para combatir el fraude

 

Como en cualquier otro momento, hay retos a los que deben enfrentarse las organizaciones en su intento por detectar y evitar el fraude de manera eficaz. Sin embargo, tal y como sucede con tantos otros aspectos de nuestro trabajo y nuestra vida en la época sin precedentes que vivimos, la pandemia añade un extra de dificultad.

 

Si bien a priori las dificultades podrían hacer que se reduzcan los presupuestos, en general, los encuestados indicaron que sus presupuestos para la detección del fraude aumentarían (30 %) o permanecerían sin cambios (48 %). Asimismo, el 44 % de los encuestados indicó que harían nuevas inversiones o las aumentarían en tecnología de lucha contra el fraude. De modo que, en este caso, el dinero no es el problema.

 

En su lugar, el reto principal parece estar directamente relacionado con la pandemia. Las empresas encuestadas indicaron que las restricciones físicas sobre las personas y los grupos son el principal escollo para la investigación y prevención del fraude. Con los continuos o periódicos confinamientos sucediéndose en muchas jurisdicciones, la incapacidad del personal para estar en la oficina (27 %) o de viajar para llevar a cabo investigaciones (43 %) ha supuesto todo un reto para el desarrollo de las investigaciones durante la pandemia.

 

Los encuestados indicaron que realizar entrevistas remotas con las partes relevantes (36 %) y la falta de acceso a evidencia física y digital (33 %) suponen problemas y desafíos importantes para avanzar con las investigaciones durante la pandemia.

 

De qué manera el análisis de datos puede ayudar a luchar contra el fraude

 

Es esperanzador saber que el 44 % de los encuestados por la ACFE afirmó haber planificado realizar nuevas inversiones o aumentar las existentes en tecnología contra el fraude. Estamos de acuerdo con ellos en que la tecnología antifraude es la respuesta futura para la detección y prevención del fraude, y no hay nada donde esto se refleje mejor que en el análisis de datos.

 

El análisis de datos es una potente herramienta para ayudar a dar sentido a enormes cantidades de datos. Permite que las máquinas hagan lo que los humanos simplemente no pueden: analizar cada dato que pueda indicar una actividad de fraude sin perder ni pasar nada por alto. Este es el motivo por el que el análisis de datos representa un enfoque completamente innovador en el mundo de la detección del fraude para los profesionales de auditoría, contabilidad y finanzas a nivel mundial.

 

El software de análisis de datos IDEA de CaseWare, diseñado por expertos auditores, es una solución integral, potente y fácil de usar para el análisis de datos. Ya sea que quiera identificar anomalías, tendencias o patrones, IDEA ofrece soluciones de lucha contra el fraude y herramientas de análisis de datos para mantener a raya el fraude.

 

IDEA puede identificar transacciones inusuales y sospechosas, además de llevar a cabo investigación del personal, autorización independiente de transacciones y observación de las actividades de los empleados cuando estos hacen uso de los sistemas de la empresa. Cuanto mayor sea el volumen de datos y cuanta más detallada sea la información del sistema, más útil será IDEA.

 

Para obtener más información sobre cómo IDEA puede ayudar a su organización a detectar actividades fraudulentas durante y después de la pandemia, o para ver una demostración del producto, haga clic aquí.