Probar IDEA

Cómo la COVID-19 está impulsando la transformación digital en auditoría

El impacto de la pandemia en las firmas de auditoría tendrá efectos secundarios durante mucho tiempo. Desde un crecimiento dramático del teletrabajo hasta la creciente ola de medidas de protección de la salud y seguridad en el trabajo, la pandemia ha alterado el terreno de la auditoría de modo permanente y seguirá haciéndolo.

     

Es crucial para los líderes en el campo de la auditoría comprender el impacto que estos cambios tendrán en sus operaciones y cómo sacar el máximo rendimiento a las nuevas tecnologías digitales en el corazón de esta transformación sin precedentes. Veamos algunas de las ventajas principales y los retos que tenemos delante.

 

 Un mundo transformado

 

Nuestra relación con la oficina posiblemente ha cambiado para siempre. Luz ultravioleta desinfectante, máximo cuatro personas por ascensor, película antimicrobiana en pasamanos y mostradores son medidas planificadas o ya establecidas en grandes oficinas y edificios de oficinas de algunas grandes ciudades. Se está pensando en medidas más fuertes tales como apps de «verificación de edificio sano» o áreas de descompresión para prevenir que aire contaminado entre en el edificio.

 

Este estado alterado de la oficina física es una de la razones por las que la transformación digital -ya funcionando en la auditoría antes de la pandemia- se convertirá en el primer motor de cambio en la profesión a corto plazo.

 

Además, las reuniones cara a cara y las revisiones de documentos se han reemplazado por interacciones virtuales y transacciones digitales. El apretón de manos puede que sea algo totalmente del pasado.

 

Desde el punto de vista de la auditoría, un nuevo mundo, altamente digital y post COVID representa un cambio dramático en la cultura de la auditoría. Procesos de auditoría que antes se consideraban de poco riesgo antes de la pandemia, necesitarán ahora mucha más atención a los detalles. 

 

La cultura de la auditoría tendrá que adaptarse para incorporar valoraciones de riesgo y consideraciones sobre el plan de auditoría. Los departamentos de auditoría interna deberán proporcionar nuevas herramientas y formación al personal para satisfacer mejor estos nuevos retos. Y se necesitará encontrar nuevas soluciones tecnológicas para acomodar al casi 80% de firmas de auditoría que tienen planeado ampliar su política de trabajo virtual debido a la pandemia.

 

Nuevos retos, nuevas oportunidades

 

Los auditores necesitarán superar el reto que suponen los cambios en la relación con los clientes en la edad del teletrabajo y las videoconferencias. Muchas firmas establecen relaciones basadas en el mutuo entendimiento con sus clientes a través de reuniones personales e interacciones de confianza y conducta ética. Otras alternativas en un entorno de trabajo virtual incluyen sesiones digitales para romper el hielo, comidas virtuales, o, ya que es tan fácil organizar interacciones a distancia, conversaciones cortas, o más frecuentes, para fortalecer la relación.

 

Y la auditoría como práctica, puede que también tenga que cambiar.

 

Con la cantidad de auditorías que dependen de visitas físicas, la profesión misma se convierte en un reto cuando las oficinas y lugares de trabajo están cerrados o tiene acceso limitado o restringido. 

 

Se han hecho algunos intentos en cuanto a auditorías a distancia, incluido el uso de  drones para ayudar hacer inventario. Puede que se conviertan en rutina otros cambios tales como la apertura de sistemas de clientes para que puedan acceder a ellos los auditores de forma remota.

 

Las ventajas del cambio de cultura

 

Con estos retos hay varias maneras en las que los cambios de cultura de la contabilidad y la auditoría pueden beneficiar a la industria y a los clientes.

 

Uno de los cambios culturales más significativos en auditoría puede que sea poner punto y final a la noción de que la profesión es lenta en la adopción de cambios. En efecto, al menos uno de los estudios realizados al principio durante los primeros meses de pandemia descubrió que pocas firmas despidieron temporalmente o de manera permanente a sus empleados. El mismo estudio estima que la transición al trabajo remoto fue tan bien que casi el 80% de las firmas contables piensan ampliar de forma permanente sus políticas de trabajo virtual.

 

Muchas firmas han empezado a ofrecer también un horario flexible. Esa flexibilidad permite a los empleados trabajar a las horas que mejor se ajusten a sus necesidades personales y familiares, como solucionar cuestiones personales que puedan de otro modo interferir con las horas normales de trabajo al día.

 

El horario flexible tiene ventajas indirectas inesperadas. Alguna firmas han comprobado que sus redes VPN y sistemas en la nube funcionan más rápido cuando el personal tiene horas flexibles de trabajo porque no todos los empleados están intentando iniciar sesión al mismo tiempo.

 

Estos cambios ayudan a eliminar el agotamiento potencial de trabajar desde casa, donde a menudo no existe la distinción entre trabajo y vida personal. Después de todo, siempre hay un correo más que enviar…

 

Esta falta de límites entre trabajo y casa dificulta desconectarse, relajarse y dejar de pensar en el trabajo. Esto es malo para los empleados, para los clientes y para las firmas. Iniciativas tales como un horario flexible o nuevo énfasis en el uso de festivos, vacaciones y bajas por enfermedad, representan un cambio de cultura que es importante para mejorar la moral y la productividad.

 

Selección de personal cualificado y desarrollo

 

La selección y desarrollo de personal cualificado puede que cambie en la profesión de la auditoría después de la pandemia. A medida que la economía se recupera del declive, el papel de la auditoría y la contabilidad se está transformando de contabilidad y cumplimiento a asesoría. Cada vez más, se solicitan auditores por sus conocimientos expertos y sus especialidades en asesoría para mejorar la eficacia operativa, planificar impuestos de manera inteligente y para la modernización y digitalización de prácticas de facturación.

 

En este entorno, contratar a auditores con grandes habilidades de pensamiento crítico que puedan analizar datos y procesarlos sin subjetividad para proporcionar resultados razonables y significativos para los clientes será más importante que nunca.

 

Crear este tipo de equipo de auditoría necesita un inversión tanto de tiempo como de dinero. Es crucial invertir en formación y desarrollo pedagógico y al mismo tiempo ayudar a su equipo a entender bien el negocio que auditan. Esto será imperativo para firmas que buscan pasar de una función de cumplimiento a una función asesora.

 

Inversiones en tecnología para el futuro

 

Invertir en cambio, significa en gran parte, invertir en tecnología.

 

Uno puede preguntarse dónde estaría el mundo durante la pandemia sin las ventajas del teletrabajo y de la tecnología Internet desarrollada hace más de 25 años. Estos avances en conectividad permitieron a muchas industrias del sector servicios cambiar rápidamente del trabajo presencial al trabajo a distancia con una interrupción del negocio solo a corto plazo.

 

La pandemia ha acelerado lo que era una transición gradual a la hace tiempo prometida “oficina digitalizada”. Por necesidad, las empresas no solo tuvieron que construir rápidamente la infraestructura que permitía al personal trabajar de forma remota, .tuvieron que acelerar la digitalización de documentos esenciales, que era desde hace mucho tiempo un objetivo para muchas empresas Archivos importantes en papel, normalmente guardados en armarios de la oficina, necesitaban estar disponibles en tiempo real para cualquier persona que los necesitara.

 

El paso a la informática en la nube se ha convertido asimismo en un objetivo de carácter urgente para muchas firmas durante la pandemia. Aunque no sea una solución que sirva a todas las firmas por igual, pequeñas inversiones en informática en la nube o el uso de un portal para el cliente han facilitado el acceso sencillo a archivos, sistemas y programas, y han permitido a las empresas seguir su curso normal de negocio durante este período de interrupciones constantes.

 

CaseWare y gestión del cambio 

CaseWare ayuda a los auditores a adoptar la transformación digital para garantizar que proporcionan el tipo de servicios necesarios en la economía actual. Conozca más detalles sobre cómo CaseWare IDEA le puede ayudar a gestionar el cambio con efectividad en su organización.